martes, 23 de octubre de 2007

¡En 1997 Bowie estuvo en México!

Es otoño, es el 23 de octubre de 1997 y el lugar es el Autódromo de los hermanos Rodríguez/ Foro Sol. Después de la estancia en el escenario de dos grupos que para nada encajaban en las cualidades que estábamos por presenciar, una luz tenue iluminó a David Bowie cuando simplemente saludó "¡Hola!" y empezó pulsando una guitarra acústica para cantar "Quicksand"; una rola de1971. A lo largo del concierto alternaría viejas y nuevas composiciones jugando con su pasado y presente, llevándonos a través de un tiempo lleno de matices musicales. Cubre su cuerpo con una amplia camisola color verde, de estilo oriental y con bandas doradas en los bordes acompañada de un pantalón blanco o crema.

¿Cómo lo ven quienes al inicio de la década de los setentas estudiaban en la preparatoria?. Algunos de ellos se encuentran aquí. ¿Cómo lo vemos en fotografías de libros y revistas dedicadas al tema del rock? Así contemplamos al rockero en aquellas publicaciones: Un jovencísimo David Bowie en los 70 envuelto en atuendos multicolores pegados al cuerpo , corte de pelo en capas o muy corto, teñido en rojo y otras veces luciendo chaleco negro, camisa blanca de manga larga, arracada en la oreja y mascada de seda.

Con sonidos que golpearon agradablemente el interior de nuestros cuerpos los músicos interpretaron "Jean Genie", también de principios de la década del setenta. Suena ahora una composición reciente bajo este cielo gris donde aún la estrella más brillante difícilmente se podía ver, "God is an american". Las manos largas de Bowie ondulan graciosamente en el aire al ritmo de sus creaciones y en el paso de una a otra rola nos notifica en nuestro idioma que lleva tres días aquí y ya habla español "¡Miren! ... ¿qué onda México?"

Lo acompañan en el escenario el pianista Mike Garson, hoy con sudadera roja que desde los tiempos de las "Spiders from Mars" comparte con Bowie los sonidos de su teclado. En la guitarra el efectivísimo maestro de la digitación, que acompaña a David desde algo así como el año 1991 y que lleva por nombre Reeves Gabrels y en el bajo la hermosa diablita Gail Ann Dorsey que en endiablado atuendo estuvo ahí y hasta recibió un beso del vocalista ¿Alguien dibujó aquella escena?

De 1991 hojeamos el volumen 2 de Creem, y lo encontramos elegantemente vestido en traje café, saco oscuro de doble botonadura al frente, tres botones en la manga, pantalón amplio, raya impecable, camisa en café más oscuro. Cabello corto en un cantante ya más maduro al lado de su grupoTin Machine, cuyos integrantes, entre ellos Reeves Gabrels,lucen con igual elegancia. Pero también aparecen los músicos de este grupo en fotografía donde posan con el torso desnudo y expresiones disímbolas.

Sigue el fascinante músico con su reciente producción y otra vez nos conduce al pasado con "The man who sold the world", "Fashion" y "Waiting for my man", de Lou Reed. Continúa el atractivísimo David Bowie con "Under Pressure", la cual interpretó en la década anterior con Freddy Mercury y el grupo Queen y que en este lugar canta a dúo con Gail Ann, quien al final de la canción recibió la cercania y un beso del amable cantante.

O en Live Aid , 1985, concierto a beneficio de los pobres de África , luce e ilumina David en alguna tonalidad gris azulado, impecable traje: pantalón amplio, saco cruzado, más bien corto, un poco abajo de la cintura, doble botonadura y corbata estampada. Balancea el cuerpo y con la mano hace caracol en la oreja izquierda para escuchar emocionado a su público. O bien con gabardina en color vainilla cantando en un dueto de boca a boca con Mick Jagger cubierto de cómodo atuendo de amplio pantalón azul marino y camisa verde de manga larga durante las notas de "Dancing in the street". O ya fuera del escenario de Live Aid, con Paul McCartney en playera y saco desabotonado, Bowie en traje azul claro como el de Paul , pero el de la esbelta figura ¡por supuesto! sí lo lleva bien abotonado y la corbata en perfecto nudo.

En "Little wonder" , el de los finos movimientos baila con una muñeca vestida con la bandera inglesa. Transcurre otra rola y Bowie dice "Muchas gracias", pide disculpàs por su español y con pasos ágiles abandona el escenario. Desde el pequeño lugar que cada quien ocupa en este foro surge un movimiento creciente para requerir de nuevo la presencia del camaleón que no se hace esperar y ya regresa. Regresa e interpreta "Fame" , canción que compuso con Carlos Alomar y John Lennon en 1975. Más tarde vocaliza otra de Lou Reed, "White light, white heat", con iluminación en rápidos parpadeos blancos que nos sumergen en un profundo, intenso y efímero sueño.

Pero aquí tenemos el acetato llamado Young Americans aquí viene incluída la canción "Fame", en la portada el camaleón luce copete rocanrolero , camisa azul de manga larga y pulsera de brillo plateado en su muñeca. Este seductor sabe lo que esperan quienes lo contemplan, pues muy seguro de sí mismo está mirando a la cámara, como si te viera a ti ...

Al estilo de Laurie Anderson, Ana, la del diabólico atuendo nos cautiva en esta sesión nocturna al cantar una rola de aquella roquera estadunidense , donde al final David se integra tocando el saxofón, como ya lo ha hecho en varias de sus interpretaciones de esta noche, que a pesar de ser de octubre, no fue clara ni de inquietos luceros.

Y al final del concierto el camaleón nos sumerge aún más en ¡oh nostalgia! para los que se acuerden de "All the young dudes", difundida en la versión de Mott the Hopple por Radio Capital en los setenta. A propósito, junto a mí llevaba el ritmo un señor contemporáneo de David, por ahí, atentísimos, unos chavos de mas de veinte y alguna niña de prepa acompañada de su joven progenitor.


Finalmente, esta joya que es David Bowie, nacido en enero del 47, fue una luz efímera que iluminó la ciudad, es una estrella de plata como la que yo quisiera lucir en mi prendedor de noches oscuras como ésta. Y con palabras que recuerdan al poeta Konstantino Kavafis, aquí espero el regreso de David Bowie. Regresa con frecuencia y tómanos en la noche cuando los labios, la piel, el corazón que hoy nos estrujaste recuerden tu intensa, efímera y luminosa presencia.

Verónica Jiménez Reyes



2 comentarios:

vellocet dijo...

Me gusto muchisimo tu reseña...Me recordo esos momentos....Recuerdo que tambien toco ese dia "Im afraid of americans" y "Seven years in tibet" del album earthling que era el que venia promocionando....
asi es, yo estuve ahí!!!... recuerdo que era un estudiante de vocacional y por lo mismo no tenia dinero para ir alconcierto, tendría yo como 16 años... Sin embargo tuve la fortuna de ir por que conteste una pregunta en la extinta estacion de radio Oxido en AM....y ahi estuve, fue el primer concierto que se llevo a cabo en el Foro Sol....MIL GRACIAS POR ESCRIBIR ESTO

veralis dijo...

Así es. Gracias por compartir tu memoria. Es uno de los conciertos que más me han gustado.

Verónica